parallax background

Mango Bajito

Costa
August 5, 2017
Pre-paradiso
March 3, 2016
 

Instalación

MACZUL - Museo de Arte Contemporáneo del Zulia. Maracaibo 2017

Proyecto │ Incursiones

Equipo │ Josymar Rodríguez, María Valentina González, Oriana Coello

Aliados │ Plataforma para la Comunicación de Arquitectura IAC, Museo del Arte Contemporáneo

En el marco del X Festival Internacional de Arquitectura IAC2017 llevado a cabo el 23 y 24 de febrero del 2017 en las instalaciones del Museo de Arte Contemporáneo del Zulia, ocurrió “Mango Bajito” con el que invitamos a los participantes del evento a mantener vivo un jardín en el patio del museo.

Plantas sedientas en búsqueda de humano que se apiade de ellas. Ayudarlas es menos engorroso de lo que parece, lo prometemos. Sólo necesitas: un extraño, un regadero y sentido común. Confiamos en que puedes hallarlos. 1. Busca a un extraño. Él debe recibir a la planta mientras tú desamarras el nudo y la haces bajar. 2. Bajar uno de los regaderos que se encuentran suspendidos. También necesitarás un extraño para lograr esta hazaña. Puedes reutilizar al primero que te ayudó, o buscar otro. Cómo prefieras. Mismo procedimiento: mientras 3. Riega la planta. Una o tantas como puedas. Todas están sedientas. Todas. 4. Al terminar, por favor devolver todo a su altura inicial. Son tímidas. 5. Agradece a tus extraños. Sin ellos, nada hubiese sido posible. Gracias humano.

IAC, es una plataforma que desde su formación ha generado diversos proyectos relacionados a la comunicación de la arquitectura, entre los que destaca el Festival IAC, en el que han disertado más de 160 arquitectos provenientes de toda Iberoamérica y han participado mas de 6000 personas. Contando con el apoyo de la Embajada de España y la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo, la X edición del Festival buscaba en esta oportunidad registrar ideas, proyectos, iniciativas y obras actuales de arquitectura reciente en el Continente. Por su parte, Incursiones desarrolló un proyecto llamado “Mango Bajito” en el que un jardín suspendido en el techo del museo, requería la

ayuda sus visitantes para sobrevivir al intenso clima de la ciudad. Aquel espectador que se animara a regar las plantas, debía pedir ayuda a otra persona para lograr bajarlas a través de una polea y regarlas durante los días del evento. En La noche pública, evento de cierre del festival, cada planta fue acompañada por un par de cervezas: un incentivo que logró, en pocos minutos, que los participantes compartieran de esos refrescantes “mangos” con aquellos extraños que les permitieron poner a la mano la recompensa. A través de este proyecto Incursiones propuso nuevas formas de relacionarse con otros ciudadanos y con el espacio, acortando la distancia entre desconocidos a través de dinámicas que los invitan a interactuar para lograr un objetivo.